El domingo se vivió el retorno a las pistas de los juveniles del Ciudad Encantada. Nos visitaba Juvitoledo, el líder de la liga, generando una expectativa de gran partido y así acabó siendo.

El comienzo del encuentro fue una demostración de los distintos tipos de sistemas defensivos en el 40x20, mientras Toledo presumía de altura y peso con su muralla imperial en 6-0, los conquenses se aventuraban con un 5-1 muy abierto. Ambos estilos fueron efectivos, aunque un par de pérdidas de balón locales, quizá generadas por el nerviosismo del debut, hizo que los visitantes se marcharan con una ligera ventaja al descanso, 10-12.

 

En la segunda mitad, los cachorros del Sargal intensificaron mucho más sus líneas defensivas con un infranqueable César Ramírez parando todas las embestidas atacantes y con Pablo Cano disfrazado de gato bajo palos, que por desgracia muchos de los balones que paró se marcharon de banda por centímetros, limitando los goles de los toledanos a acciones fortuitas de rebotes ofensivos y lanzamientos desde los siete metros. Mientras, en ataque el faro ofensivo de los conquenses fue un enorme Alejandro Taravilla que no paraba de bailar por la línea de seis metros visitante. Con esta táctica llegaron los conquenses a ponerse delante del marcador, aunque por poco tiempo .Ninguno de los contrincantes se separaban en el luminoso, llegando así a los vibrantes últimos instantes de partido. Cuenca perdía de uno, con dos jugadores más en pista y balón, aunque el pase para materializar el ataque se perdió por milímetros. La defensa individual local consiguió una recuperación en los últimos segundos, pero Dani López, posiblemente contagiado del nerviosismo del momento, se precipitó a pedir un tiempo muerto que cortaría involuntariamente un contraataque a favor. Sólo hubo tiempo para que en dos pases Piñango estampara el último lanzamiento en el larguero, finalizando con la victoria toledana por 20-21.

 

Durante los sesenta minutos se vio un Cuenca aguerrido, intenso y con mucho rigor defensivo al que pesaron las cuatro bajas que tuvieron toda la semana y que fue castigado por una diosa fortuna que le dio demasiado a los visitantes y nada a los conquenses. No obstante, hicieron frente y merecieron ganar contra todo un líder de la categoría.

 

El próximo partido de los cachorros del Sarga será en Pozuelo de Calatrava contra el vigente subcampeón de liga, un desafío difícil al que no tienen que temer si siguen demostrando su nivel.

C.D. Balonmano Ciudad Encantada

Contacto

Teléfono

(+34) 969 239 050

Correo electrónico

cbmciudadencantada@gmail.com

Sitio web.

bmciudadencantada.club

Sede

Calle Sargal, 0, 16002 Cuenca

Google maps

Redes Sociales