Empate a todo entre el Anaitasuna y el Liberbank Cuenca, ya que acabaron con 20-20 con 10 goles de cada equipo en cada tiempo. Y es que si hace tres años el punto se dio por bueno, ésta vez sabe de ‘aquella manera’, demostrando la posición que tiene Cuenca dentro del balonmano español en este momento y que si alguien mereció vencer fue el equipo de Lidio Jiménez.

 

C.R. Massó

Llegaban los navarros con muchas necesidades de ganar por la última derrota en Alcobendas y con cuatro puntos, con tan solo un triunfo en casa, mientras que Cuenca, con una victoria y dos empates seguidos, era quizás el que con más confianza podía llegar al choque. Pero una vez puestas todas las piezas en la pista todo se igualó, con demasiados errores en ataque y un choque quizás feo por momentos. Las primeras ventajas fueron para los locales, que tiraron de un buen inicio de Pere Váquer, mientras Cuenca ajustaba su defensa y la gran aportación de Maciel bajo palos. Dutra aún estaba por aparecer y eran Thiago y Montoro con un golazo y un casi gol, no lo dieron por buenos los árbitros, los que metieron en el choque a los de Cuenca, para llegar con empate a diez en el electrónico al descanso. Aniz buscaba rotar sus piezas, con Méndez, Mladen, Nantes, Pere Váquer y Meoqui en la primera línea, pero no era capaz de encontrar el juego fluido que busca, llegando al descanso con 10-10 tras dos buenas acciones seguidas de los de Lidio.

Segunda mitad
La segunda mitad comenzó de una manera similar, aunque se veía a un Cuenca más serio, sobre todo a partir del minuto 40, ya que Anaitasuna tuvo de nuevo ventaja de dos goles con el 13-11 del minuto 36. Pero los de Lidio tiraron de la mejor versión de Dutra para con sus ocho goles poner en aprietos a los de casa. Fue Thiago en el 41′ quien ponía el 13-14 y en el 45′ el propio Dutra el 16-18. Buenos minutos de Cuenca refrendados por un Maciel sobresaliente, a los de Aniz les costaba un mundo cada ataque posicional y tan solo encontraban los goles a la contra y con Chocarro en las superioridades numéricas. Aunque eso les sirvió para darle la vuelta al marcador con el 17-16 del minuto 50. Y es que en ese instante se le complicaban más las cosas a Cuenca, porque vio todo muy negro cuando Vaintein caía al suelo y tenía que ser retirado en camilla con el tobillo derecho muy maltrecho, posiblemente tenga el tendón de aquiles roto, por lo que se perdería casi toda la temporada que resta.

 

Sus compañeros se supieron sobreponer, y empataron el choque y darle la vuelta con el 17-18 de Montoro a cinco minutos del final. Las cosas pintaban mejor para los de Lidio, que aunque no estuvieron acertados con varios errores en seis metros que les habrían hecho distanciarse en el marcador y posiblemente ganar el partido, porque Anaitasuna daba síntomas de necesitar la puntilla que no llegaba, tuvieron la última posesión para ganar. Con el empate a 20 que llegó de manera afortunada para los de casa, ya que Nantes lanzó al palo y el balón dio en el culo de Maciel, terminando la redonda en la red, los mismos palos que también castigaron a Cuenca, porque esto también depende de suerte. Volviendo a esa crucial jugada, a falta de siete segundos la posesión era para el Liberbank, que con uno más por exclusión de Bazán la tuvo en la mano izquierda de Montoro, le dio el balón Río como cinco minutos antes, le hizo pantalla pero lanzó a media altura y detuvo Bols. Los de casa lo celebraron como un triunfo, mientras Cuenca se relamía al ver que se le había escapado un punto como hace dos semanas ante Logroño y que encima había perdido a uno de sus hombres más importantes con la lesión de Vainstein.

 

Tercer empate consecutivo y Cuenca que acumula siete puntos en la clasificación, puntuando por tercera vez en su historia en Pamplona en Asobal.

FICHA TÉCNICA
20 - Helvetia Anaitasuna (10+10): Bols; Gastón (1p), Bazán, Meoki (1), Krsmancic (2, 1p), Barricart, Vaquer (3) -siete inicial-, Salazar (ps), Nantes (6), Ugarte, Etxeberria (2), Méndez, Chocarro (5) y Ceretta.
20 - Liberbank Cuenca (10+10): Maciel; Baronetto (1), Doldan, Dutra (8), Vainstein, Ponciano (3), Sergio López (2) -siete inicial-, Mendoza, Moscariello (1), Río (3, 1p), Montoro (2), Hugo López y Nolasco.
Marcador cada cinco minutos: 2-1, 4-2, 6-5, 7-6, 8-7, 10-10 (descanso). 12-11, 13-13, 15-16, 17-16, 17-18, 20-20 (final).
Árbitros: Yon Bustamante y Javier Álvarez. Excluyeron dos minutos a Bazán, Krsmancic y Vaquer, del Anaitasuna, y a Baronetto y Moscariello, del Cuenca.
Incidencias: Partido de la octava jornada de la Liga Asobal celebrado en el Pabellón Anaitasuna ante unos 1.100 espectadores

C.D. Balonmano Ciudad Encantada

Contacto

Teléfono

(+34) 969 239 050

Correo electrónico

cbmciudadencantada@gmail.com

Sitio web.

bmciudadencantada.club

Sede

Calle Sargal, 0, 16002 Cuenca

Google maps

Redes Sociales