riunfo por 26-25 del Liberbank Cuenca ante el Bidasoa Irún en un choque bonito, de los que gusta ver a cualquier espectador y donde los conquenses se reencontraron con el triunfo en casa, para cerrar el año con dos victorias consecutivas y 15 puntos en su haber. Notable para los de Lidio Jiménez, a los que les espera un 2019 cargado de partidos.

C.R.MASSÓ

Comenzó el choque con ventaja visitante, anotando en sus siete primeras posesiones para irse de tres en el marcador con el 3-6 de los primeros minutos, donde solo era capaz de ver puerta Montoro, que volvió a cuajar un excelente choque tanto en defensa como en ataque y, es que el toledano ha encontrado su mejor versión, la que tanto necesita el equipo.

Tras esos siete primeros ataques furtiferos de los de Cuétara, Cuenca fue capaz de cerrar el grifo apoyados en una defensa impenetrable durante 10 minutos, lo que aprovechó el Liberbank para hacer un parcial de 4-0 y adelantarse en el marcador con el 8-7, obra de Thiago y que precipitó el primer tiempo muerto del entrenador visitante. Tras el tiempo muerto, decidieron cambiar la defensa, en cierta medida por el daño que les estaba haciendo el lanzamiento de exterior y, lograron de nuevo adelantarse y marcharse de dos con el 10-12. Pero de nuevo otra nueva reacción de los de Lidio, tras un tiempo muerto del técnico conquense, para ajustar la defensa y ponerse 13-12, aunque los visitantes fueron capaces de empatar a 13 el encuentro antes del descanso. Se había visto un gran primer tiempo, con un publico entregado y unas gradas repletas de gente, pese a ser martes a las 19:00 horas, es más que plausible la afición del Liberbank. Quedaba todo pendiente para el segundo tiempo, donde los de casa esperaban que no sucediera lo que en ocasiones anteriores.

Segunda mitad
Tras el paso por los vestuarios, se vio la mejor versión del Liberbank, una defensa excelente y un buen Kilian bajo palos, con paradas de mucho éxito. Esa gran defensa y unos ataques fluidos apoyados por la buena dirección de Óscar Río, Thiago, Dutra, Montoro y Doldán en pivote. Precisamente el pivote argentino fue quien anotó de vaselina el 21-16 que ponía la máxima diferencia en el marcador en el minuto 44. Llegando con el mismo el tercer y último tiempo muerto de Cuétara. Y es que estaban parando a Salinas a la perfección con Thiago jugando en el ‘2’ y su hermano en el pivote era bien frenado por Lucas y Mendoza. Se veía la mejor versión defensiva y parecía que el triunfo estaba más que hecho, pero volvieron los fantasmas del pasado y con ellos las pérdidas en ataque y los goles fáciles de Irún, apoyados en la buena dirección de De la Salud y poniendo las tablas a 23 a cuatro minutos del final, teniendo incluso dos lanzamientos sin portero, porque Cuenca estaba con uno menos por exclusión de Dutra, para poner en aprietos a los de casa. También aparecieron las paradas salvadoras de Kilian, que fue otro de los destacados de su equipo.

Pero a veces la fortuna también acompaña, y ni el equipo ni su afición merecían la tercera derrota seguida en Cuenca, siendo Thiago el que tiró del barco, se disfrazó de héroe sin capa para poner dos goles que daban ventaja de 26-24 al Liberbank, que no por eso no terminó sufriendo, ya que llegó el 25-26 y a falta de cinco segundos la posesión era para los de amarillo, pero de nuevo Thiago frenó a De La Salud para hacer una falta en el centro de la pista con la que acabó el partido en 26-25 con un Cuenca que suma 15 puntos al final de la primera vuelta en un 2018 que nunca olvidará.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

C.D. Balonmano Ciudad Encantada

Contacto

Teléfono

(+34) 969 239 050

Correo electrónico

cbmciudadencantada@gmail.com

Sitio web.

bmciudadencantada.club

Sede

Calle Sargal, 0, 16002 Cuenca

Google maps

Redes Sociales