El Liberbank se impuso por 29-27 al Holstebro en el debut de grupos de la Copa EHF. Por lo que suma dos puntos en uno de los denominados ‘grupos de la muerte’ por su dificultad con equipos como el propio Holstebro, Rhein-Neckar y Nimes, además lo ha hecho con las bajas de Marrochi, Vainstein, Hugo López, Fekete, Baronetto y el recién llegado Manu Díaz.

C.R.MASSÓ

Y es que cuando algo en la vida te hace que te emociones, que se te pongan los pelos de punta, que grites muy fuerte, que vibres hasta rabiar, pues esos momentos son los que te hacen sentir que la vida es bonita y que hay que vivirla y eso es lo que transmite en muchas ocasiones el Liberbank Cuenca y que volvió a hacer este domingo ante el Holstebro.

Un partido en el que los daneses llegaban como favoritos, segundos en su liga y con jugadores de una calidad extraordinaria, que incluso entraron en la final a cuatro de la pasada temporada. Pero amigos, El Sargal es El Sargal como diría aquel y los jugadores conquenses junto a su entrenador Lidio Jiménez están hechos de otra pasta. Entre esa pasta de elegidos Armando Arce, que fue titular, secó a Bramming por su lado e hizo dos de dos. Lidio se atrevió a poner al juvenil y este respondió como se debe, como un auténtico gladiador.

Y es que el inicio conquenses fue arrollador, quince minutos en el que maniataron a su rival y lo dejaron en tres goles, con la máxima de 9-3 en el minuto 19 con un gol precisamente de Armando. Aunque no iba a ser nada fácil. El cansancio llegó y con ello las precipitaciones y las paradas de Frandsen, que salió para sustituir a Gade, que no estaba teniendo su día. Los daneses aprovechaban a la perfección las primeras oleadas con un Kilsdelund impecable desde el extremo derecho. Recortaron la diferencia para llegar al descanso con 11-10 tras parar un siete metros Leo Maciel.

Daba la sensación que Cuenca era mejor, pero que el cansancio les podía pesar a la hora de tomar decisiones, ya que si jugaban lento terminarían encontrando el espacio con Natán, Dutra y Thiago, pero que si hacían la guerra por su cuenta, todo se podía ir al traste. Y El Sargal aplaudía a los suyos mientras se susurraba el miedo y el «ea, si es que tenemos muchas bajas, lo normal es que podamos perder».

Un ea que se convirtió en un olé, porque si es cierto que los del Holstebro se pusieron por delante en el marcador por primera vez en el minuto 34 con un gol de Meklenborg que ponía el 12-13. Incluso llegaron a irse de dos y obligaron a Lidio a pedir tiempo muerto. Lo que les dijo era muy sencillo: «jugar como sabéis, tened tranquilidad hasta que aparezca el espacio y así ganaremos». Y así lo hicieron. Primera remontada con un gol de Armando, mejor dicho golazo, para poner el 18-17 y tras ello una nueva remontada al atacar con siete los daneses con dos tantos a puerta vacía de un excelente Natán Suárez.

Por aquel entonces, ya había un héroe en pista, un héroe llamado Samuel Ibáñez Juan, ‘Don Tete de Almassora’. Salió para sustituir a Maciel y para detener desde seis metros lo que él solo podía parar. Cada intervención ponía de pie al Sargal y le inyectaba al resto de compañeros la dosis perfecta de adrenalina para tirar de bemoles cuando no queda aire. El plan de Lidio salía y en ataque encontraban los huecos, o desde la primera línea o desde el pivote o con los últimos goles de Sergio López. Se iban incluso de tres, cuando se miraba a las gradas y se veían esas caras de emoción, de contener las lágrimas y de sentir que algo grande se estaba viviendo en Cuenca. Terminó el choque con un gol de Sergio para poner el 29-27 final y con dos puntos que solo hacen soñar.

Miren, igual no se pasa, igual no se gana ningún partido más en Europa, pero lo cierto es que momentos así dan la vida, dan sonrisas y dejan claro que para ganar en El Sargal hay que hacer mucho, porque la olla a presión siempre responde. ¡Y olé!

GALERÍA DE FOTOS

Ficha técnica:
29 – Liberbank Cuenca: Maciel (Samuel Ibáñez); Natan Suárez (5), Lindblad, Moscariello (1), Thiago Alves (6), Eskericic (3, 1p), Sergio López (5); Dutra (6, 1p), Martín Doldán (1) y Armando Arce (2).

27 – TTH Holstebro: Gade (Frandsen); Mikkelsen, Damgaard (5), Bramming (6, 1p), Kildelund (7), Merklenborg (3), Balling Christensen (5); Kofoed (1), Lindholt y Sorensen.

Marcador cada cinco minutos: 2-1, 5-2, 7-3, 9-5, 11-8, 11-10; 12-13, 16-17, 18-19, 22-21, 25-23 y 29-27.

Árbitros: Bolic y Hurich (Austria). Excluyeron, por parte local a Thiago Alves, Lindblad y Moscariello. Por parte visitante a Soransen (2), Lindholt (2) y Mikkelsen.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada del Grupo 3 de Fase de Grupos de la Copa EHF. Polideportivo El Sargal, 1.600 espectadores.

C.D. Balonmano Ciudad Encantada

Contacto

Teléfono

(+34) 969 239 050

Correo electrónico

cbmciudadencantada@gmail.com

Sitio web.

bmciudadencantada.club

Sede

Calle Sargal, 0, 16002 Cuenca

Google maps

Redes Sociales

Lo más visto